Es un proyecto innovador que nace de la interrelación de diferentes agentes en el Impact HUB Donostia. En la misma podemos encontrar emprendedores como Yeneko Lozano, empresas con Mikel Serrano (Motorlan) y Angela Goyoaga (Haiku Futón), pasando por ONGs con Aitor Moreno (Prosalus), Fundaciones con Eduardo Sanchez (Emaús Fundación Social) y emprendores-investigadores como Aitor San Francisco.

El objetivo del grupo es dinamizar, desarrollar y visibilizar iniciativas de Economía Circular y la educación sobre principios circulares. Todo ello con la convicción de que una Economía Circular es más social y colaborativa que la actual.

Pero, ¿qué es la Economía Circular?

La economía circular viene para suplantar la economía lineal de fabricar-usar-tirar, a una economía más sostenible basada en la reutilización de los recursos. Cuando decimos reutilización de recursos, hablamos de minimizar el uso de recursos naturales y energía, apostando porque un producto pueda volver a reutilizarse, remanufacturarse o reciclarse, entre otras opciones.

Esta economía comienza a coger fuerza en Europa a finales de la primera década del Siglo XXI, donde se ha visto la necesidad de innovar tanto en la manera de producir, así como en la de consumir. A su vez la creciente masa de clase media obliga a repensar el diseño de los productos y el mercado para una nueva economía más sostenible.

La siguiente imagen muestra de una manera muy clara donde actúa la economía circular:

system_diagram

Figura 1: Gráfico de los ciclos biológicos y técnicos de la Economía Circular (Fuente: Ellen MacArthur Foundation)

Por lo tanto, como se puede observar en la imagen se diferencian dos vías dentro de la Economía Circular: la parte izquierda hace referencia a un ciclo más natural, como son los ciclos biológicos; y la parte derecha, se refiere a un ciclo mucho más industrial, ciclo técnico, donde los materiales no tiene un corto periodo de biodegradabilidad.

Partiendo desde una visión sistémica, los pilares en los que se basa la economía circular están fundamentadas en la eliminación de los residuos generados para convertirlos en recursos de nuevos procesos, tal como ocurre en la naturaleza. Estos son los tres pilares que sustentan la economía circular:

1. Preservar y aumentar los recursos naturales disponibles, controlando los depósitos de recursos no renovables y equilibrar los flujos de recursos renovables.

2. Optimizar la extracción de recursos, haciendo circular productos, componentes, y materiales haciendo preservar su máxima utilidad en todo momento tanto en el ciclo biológico como en el técnico.

3. Fomentar sistemas circulares, poniendo el foco y eliminando a través del diseño las externalidades negativas (ecodiseño).

¿Cómo se crea el grupo Circular Hub?

El grupo se genera a principios del 2016 dentro del ecosistema del Impact Hub, gracias a la facilidad existente para la interacción entre personas dentro del espacio. Una pequeña conversación fue la que dió pie a la generación del grupo y a la semana estar reunidos y motivados en la creación del proyecto.

Hasta ahora se ha realizado un primera fase para conocer la realidad del entorno en el que nos vamos a mover, se ha contactado con diferentes agentes dentro de la CAV, se han realizado charlas dentro de cursos de verano y se están realizando micro-experiencias (pequeños proyectos) en base a laboratorio.

El objetivo principal de Circular Hub, el porqué de nuestro ser, es demostrar que la economía circular genera un desarrollo (social) mayor que la economía lineal. Para ello trabajamos 3 líneas estratégicas, la educación y la divulgación de la Economía Circular y el desarrollo de experiencias Circulares.

equipo-circular-hub

Estas líneas estratégicas responden a los retos principales que hemos identificado a la hora de implantar la Economía Circular en la CAV, por un lado estaría la formación, que quiere inculcar la economía circular desde una edad temprana hasta centros universitarios, por otro el acercamiento y la divulgación de la Economía Circular a las distintas capas sociales, económicas y administrativas, y finalmente, la necesidad de inspirar la creación de nuevos negocios e iniciativas circulares basadas en las micro experiencias.

Recientemente, además, hemos obtenido el apoyo de la Diputación de Gipuzkoa, dentro del marco de GipuzkoaLab, como parte de proyectos innovadores para plantear respuestas a los retos de futuro que tiene Gipuzkoa.

Siendo esto así el reto al que se expone el grupo no es nada desdeñable, pero tanto la motivación, como las capacidades y la experiencia de los integrantes augura un largo futuro al proyecto, para acercarnos cada día un poco más a un territorio sostenible y circular.

El equipo de Circular Hub