Aquí estamos 10 años después de la primera reunión en el  Bukowski de Donostia un viernes 20 de Mayo de 2011, a las 8 de la mañana, que aún olía a alcohol y tabaco, olía a noche, a nocturnidad y alevosía,…qué tiempos aquellos en los que se podía beber, fumar, bailar, besarse,…hasta altas horas de la madrugada.

En fin, volviendo a la cruda realidad contemporánea, muchas cosas han cambiado, demasiadas diría yo, sobre todo en este contexto actual tan distópico e incierto,  que parece estar siempre a punto de colapsar, con tintes apocalípticos incluso.

Y pesar de esta incertidumbre, la energía colectiva que se movilizó en mayo de 2011 y que se materializó en muchas plazas de ciudades y pueblos llenos de personas queriendo cambiar las cosas, sigue vigente, incluso con mayor pertinencia que hace 10 años. Si alguna vez ha habido motivos para levantarse, y hacerse cargo de nuestras responsabilidades como ciudadanos, incluso como humanos, es ahora. El tiempo más pertinente para hacerse activista es ahora y a cada momento que pasa aún más si cabe. Y no hay edad, condición ni género que sea más adecuada para el activismo social y medioambiental, es el momento de todas ahora.

 En las reuniones del movimiento 15M que se desarrollaron en la Tabakalera de Madrid, -cuántos paralelismos con Donostia-, Antonio Negri lloraba de emoción por ver que el momento por el que toda su generación había luchado llegaba por fin.

 Pero, ¿dónde ha quedado esa energía? Esa energía colectiva que se encendió en mayo de 2011 tomó muchas formas, algunas tiraron por la política, otras por la cultura autogestionada, otras por el activismo social y el feminismo, y otras como nosotras por la construcción de un proyecto colectivo como es el IMPACT HUB DONOSTIA.

Las reuniones en el Bukowski dieron paso a reuniones en parques, en cafeterías, en casas de amigos, en casas rurales,…y en el encuentro de la diferencia de personas desconocidas movidas por la misma energía de transformación, logramos construir un proyecto que ahora es una realidad 10 años después.

IMPACT HUB DONOSTIA se ha convertido en una plataforma de transformación, en una institución de ciudadanía organizada que se encuentra abierta a toda persona activista que se quiera sumar, porque el momento sigue siendo ahora, y cada una de nosotras somos las únicas responsables de nuestro futuro, de nuestra revolución, de nuestra transformación.

Josune Razkin

Presidenta de Impact Hub Donostia

Impact HUB Donostia