Gourmet Bag 2022 avanza tras la aprobación de la nueva Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio alimentario, acompañando a los establecimientos a avanzar y adoptar medidas para reducir desechos de alimentos sin consumir y  favorecer un mejor aprovechamiento de éstos.

 

“El Consejo de Ministros ha aprobado el proyecto de Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario, la primera regulación sobre esta materia que se promulga en España, con el objetivo de reducir el desecho a la basura de alimentos sin consumir y favorecer un mejor aprovechamiento de éstos.  Durante el año 2020, los hogares españoles tiraron a la basura 1.364 millones de kilos/litros de alimentos, una media de 31 kilos/litros por persona

La normativa, aprobada recientemente por el Consejo de Ministros, fomenta actuaciones para evitar la pérdida de alimentos en toda la cadena alimentaria, desde la cosecha hasta el consumo. Así, las empresas de la cadena deberán contar con un plan de prevención para que, a partir de un autodiagnóstico, adopten medidas para minimizar las pérdidas conforme a una jerarquía de usos en la que tendrá prioridad el consumo humano.

Tal y como exponen desde el mismo Gobierno, “el desperdicio de alimentos es consecuencia de un funcionamiento ineficiente de los sistemas alimentarios. Sus causas están relacionadas con errores en la planificación y calendario de cosecha, empleo de prácticas de producción y manipulación inadecuadas, deficiencia en las condiciones de almacenamiento, malas técnicas de venta al por menor y prácticas de los proveedores de servicios, y comportamiento inapropiado de los consumidores.

El despilfarro alimentario perjudica al conjunto de la sociedad, porque encarece el acceso a bienes de primera necesidad, malgasta recursos naturales escasos que se utilizan en la agricultura y la ganadería, aumenta los residuos y el impacto ambiental, y lastra la eficiencia del sector productivo y su competitividad. Esta ley trata de orientar hacia un sistema de producción más eficiente, que enfoque al desarrollo de una economía circular”.

Frente a esta coyuntura la campaña Gourmet Bag impulsada por Impact Hub Donostia, con la colaboración del Departamento de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas de la Diputación Foral de Gipuzkoa, cobra más sentido que nunca y se refuerza para seguir sensibilizando y acompañando a los y las hosteleras del sector HORECA, así como a la población en general que consume en estos establecimientos. 

Cabe destacar que la Gourmet Bag ya cuenta con más de cuatro años de recorrido e impacto, incidiendo hasta el  momento en 16 localidades gipuzkoanas, 100 bares-restaurantes y con más de 11.000 cajas entregadas.

Desde Impact Hub Donostia, por lo tanto, partimos con el recorrido y experiencia de la campaña Gourmet Bag y vivencias con los establecimientos, para acompañarlos a adaptarse a la nueva normativa, ofreciendo recursos, información y cercanía para facilitar este proceso y contribuir a lo que todos y todas estamos buscando: reducir el desperdicio alimentario y ganar en sostenibilidad.