Lo que aprendimos caminando y la siguiente cita

Esta tarde-noche de domingo nos encontramos recopilando la fotos y los vídeos que devinieron del Paseo de Jane, y además de publicarlas en las redes sociales, como suele ser lo habitual, nos damos cuenta de que nos faltan algunos pasos…Muchas veces, ha surgido el debate entre el equipo impulsor, ya que somos conscientes de lo que nos cuesta comunicar los procesos en todas sus etapas: celebramos encuentros, promovemos la creación de nodos, pero lo que sucede a posteriori pareciera que se queda en un universo paralelo. Seguimos aprendiendo de ello, y sumado al toque de atención que nos aportó Carlos Tardón en la pasada edición de Kafé innovación #kfe07, Emprendizaje 360ª, Artesanos del videojuego, (“a los vascos os cuesta comunicar, creéis que lo que estáis haciendo no es lo suficientemente bueno o grandioso como para ser compartido, y no os dais cuenta de que la acción sin comunicación empequeñece vuestras iniciativas”)…nos hacemos las aludidas y nos ponemos en acción.

Así, pues, gracias Carlos, y he aquí nuestro intento para rellenar los huecos:

Huellas del Paseo de Jane

En la edición 2012 del Paseo de Jane por el barrio de Egia, nos sucedieron muchas cosas pero queremos hacer mención de dos de los sucesos más memorables: el habernos encontrado con Álvaro, que a partir de esa fecha se unió al equipo aportándonos templanza, simplicidad y experiencia; y el surgimiento de una línea de colaboración continuada con la Asociación Artística Línea Curva, cuyo espacio, Réflex (Calle Egia 24Bis), hemos co-habitado numerosas veces gracias a la hospitalidad de sus promotores.

Este año, la experiencia fue diferente, pero una vez más nos damos cuenta que de las cosas que pasan en estos eventos, las que permanecen en la piel son aquéllas que tienen que ver con los encuentros inesperados entre personas:

  • Tuvimos la oportunidad de conocer de cerca la vida de los vecinos del puerto, cómo viven el la ciudad y se dan cuenta de que las restricciones y ordenanzas municipales se van haciendo más rígidas conforme pasa el tiempo. Lo que más nos maravilló fue saber que aún conviven con las puertas abiertas y la confianza de que se pueden ayudar entre ellos siempre que lo necesitan.
  • La familia Munoa nos hizo una visita guiada por su maravilloso taller de joyería artesana, y nos contaron con paciencia y detalle el trabajo que implica crear una pieza. También nos enteramos de que el patriarca de la familia (recientemente fallecido) publicó la primera Enciclopedia de la Plata. Un artista emprendedor que ha dejado un legado que vale la pena preservar.
  • Los pequeños Mateo y Ander nos recordaron que muchas veces no pensamos en los niños cuando convocamos actividades, y que ellos hacen un gran esfuerzo por acompañarnos. ¡La próxima edición prometemos tenerles en cuenta!
  • Iñigo Arístegi nos abrió las puertas de su taller y nos compartió su cuento “San Sebastián, un pueblo con cara de payaso”, una fábula que habla del optimismo y las ganas de salir adelante.
  • Exploramos los pasadizos de la Cofradía Vasca de Gastronomía e imaginamos cómo serían aquéllos días de guerras y saqueos, mientras hablamos de la quema de la ciudad, y de cómo hay muchos ciudadanos apasionados por desvelar la verdadera historia de ésos años.
  • Nos comimos un pintxo en la sociedad Gaztelubide mientras su vicepresidente nos contaba acerca de su origen, presente y futuro
  • Conocimos la maravillosa historia de inmigración y emprendizaje de Gabriela Ranelli, creadora de Tenedor Tours, una agencia de viajes muy particular afincada en nuestra ciudad, que vio la luz hace ya varios años, incluso antes que Donostia Turismo.
  • Nos actualizamos en los procesos de innovación rural y emprendizaje que impulsa desde hace varios años la asociación de desarrollo rural de Urola Costa de la mano de una de sus participantes.
  • Nos encontramos con Tomasz Kolinski, un emprendedor polaco a quien el amor le descubrió nuestra ciudad. Esperamos poder seguir inspirándonos con su entusiasmo .

Además, desde aquí, les damos las gracias al equipo de la Casa del Vacío, pues además de ayudarnos con la organización, nos compartieron aprendizajes importantes que tienen que ver con las dificultades de gestionar un espacio de manera horizontal pero manteniendo el compromiso por hacerlo sostenible. Aún no sabemos si este local de la Parte Vieja seguirá en pie, pero les deseamos toda la suerte a los colectivos que lo habitan.

De momento eso es todo, había más personas acompañándonos y cosas que se quedan en el tintero pero este es un buen comienzo y siempre podemos encontrarnos en las siguientes citas….

Siguiente cita:

Os recordamos que nos podéis contactar aquí siempre que queráis compartirnos alguna cosa pero también podéis acercaros a los lugares donde nos encontramos. Sin ir más lejos, este sábado 25 de mayo formaremos parte de Año Cero, el encuentro de conocimiento libre enmarcado dentro del festival Rompeolas-Olatutalka 2013. Estaremos allí desde las 11:00 a.m, no hay nada cerrado pero sí una primera idea: queremos hacer pequeños grupos con los que preguntaremos a personas de diferentes barrios de la ciudad acerca de los conceptos de innovación social que se encuentran escritos en el proyecto presentado por la Capitalidad Europea de la Cultura 2016. Llevaremos unos papeles de colores para marcar iniciativas que creamos que coinciden con la teoría escrita en esas hojas y haremos una reflexión posterior, No hay prisa ni itinerario fijo, así que pasaros por la carpa (Paseo Árbol de Gernika 27) cuando podáis ya que estamos seguras de que os sorprenderéis con cualquiera de las iniciativas que ahí se presentan. Como muestra os dejamos un vídeo.

Gracias por leernos:)

Vídeo Año Cero:

Impact HUB Donostia