Las cifras del desperdicio alimentario en la hostelería en general son inasumibles y difíciles de comprender en los tiempos que corren. Según un estudio realizado por Unilever Food Solutions, en circunstancias normales, el 7% de la comida en restaurantes acaba en la basura. Un establecimiento de restauración tipo, donde se incluyen, según hemos podido comprobar, los del sector HORECA con los que trabaja la campaña Gourmet Bag 3.0, tira unos 2,5 kilos de comida al día, lo cual supone en toda España ¡más de 63.000 toneladas al año!

Los restaurantes, bares y cafeterías de los pueblos en los que se desarrolla dicha campaña (Lasarte-Oria, Hernani, Pasajes, Rentería y Oiartzun) tienen mucho que hacer internamente para reducir el volumen de desperdicio que generan. Pero también cada una de nosotras con cada uno de nuestros actos podemos contribuir a reducir en los restaurantes el desperdicio alimentario. Tenemos nuestro pequeño papel si queremos reducir el volumen de comida que termina en la basura, en este caso, haciendo que no sobre comida en el plato o pidiendo la comida sobrante en el plato para llevar como plantea la campaña Gourmet Bag 3.0.

En este sentido, y en palabras de los responsables de los restaurantes en los que se desarrolla la campaña, gracias al material gráfico de la Gourmet Bag 3.0 (A4 en metacrilato, A3 y A2 en cartón pluma y pegatinas puestas en los menús), puesto en lugares visibles de los establecimientos, por una parte, y a la voluntad puesta por el personal de sala a la hora de informar sobre dicha campaña, todo ello ha contribuido a que el comensal solicite más llevarse la comida sobrante en el plato, trascendiendo así uno de los handicaps que se dan a la hora de pedir la comida sobrante en el plato para llevar, a saber, la vergüenza de pedir lo que sobra para evitar que vaya a la basura. Por esta razón, se puede decir que “una sociedad concienciada es una sociedad informada”, y a esto, sin duda, aporta la campaña Gourmet Bag 3.0.

Este cambio de comportamiento observado puede suponer un gran paso adelante para cambiar las cosas, contribuyendo así a la reducción del desperdicio alimentario. ¿Te apuntas?

Más información.