Después de haber realizado ya el trabajo de implantación en 25 restaurantes de Andoain, Hondarribi, Bergara, Azkoitia y Azpeitia, entre los que se han repartido más de 2.000 unidades de Gourmet Bag, encontramos diversas experiencias de las que se puede aprender. Un ejemplo de buenas prácticas lo encontramos en el restaurante Trainerum, de Andoain, que han recibido con entusiasmo la campaña, entre otros motivos porque se alinea con sus valores de sostenibilidad y la consideran un empujón para luchar entre todas contra el desperdicio alimentario. En palabras de su dueña, Maite, se retoma algo que ya se hacía en el pasado, pero de manera actualizada, con envases más adecuados en cuanto a ecodiseño de materiales, etc.

Además, el reto de conseguir cumplimentar los cuestionarios por parte de la clientela se ha tomado como un juego de sana competición entre los camareros y camareras del establecimiento, de manera que la implicación del personal de sala ha sido óptima y proactiva ya que cuando han visto comida sobrante en el plato y no la han pedido, se la han ofrecido ellos para llevar. Asimismo, a través de estas campañas se provee de unos envases sostenibles a coste cero, lo que es valorado por los restaurantes como una gran ayuda e impulso para incorporar estos pequeños gestos que tienen en suma grandes impactos positivos para nuestro medioambiente.

Descubre Gourmet Bag